29 de marzo de 2007

Maldito Neruda

Porque yo sé
La química retórica botánica
botánica retórica y sistema decimal

Hablar directamente de un escritor es algo que nunca haría en este blog y, por tanto, esta entrada no tiene mucho que ver con criticar o comentar la obra y vida de este personaje, sino de lo que pienso que pensaba aquel viernes y que, por obvias razones, he olvidado.
La verdad es que yo no gusto de leer y tener como cabecera a un mismo autor, de hecho tiendo a leer muchas cosas al mismo instante y ahí está que saco cosas divertidas como que Spassky creó la apertura contrapoética en Rusia, que Entre tus dedos helados es de Bukowski y que Russek dijo: "Rómpanse la cabeza con un hacha./Planten tulipanes cuando llueva.///Pero no escriban poesía". Peor aún, estoy seguro que la novela de Los de abajo termina con una emboscada en la que se escucha, como eco entre ese escenario, la Marsellesa.
Y qué decir del resto. textos con la candela de la caña de azúcar y empapados de las bucólicas de virgilio y las sátiras de horacio, con una pizca de ovidio y cortazar, y aprender latín desde el comentario de la guerra de las galias. Y luego me dicen que porque no me gusta dormir en mi cuarto...
¿Por qué maldecir a un autor? ¿especificamente a Neruda? Quizá sea de los primeros libros que tengo en la colección y que no compré yo por placer u obligación, sino que me lo dieron con una sugerencia/dedicatoria: "No te vuelvas abogado". Quizá su forma de escribi ha castrado parte de mistrabajos y quizá mi intelecto se alimentó por algunos momentos de esas metáforas que ahora nos parecen muertas, cercanas a un cliché. No se merece un homenaje y tampoco un aura de ignorancia, simplemente está ahí, entre sensibilidades y sueños de mujeres hechas de leche, piedra, pan y musgo y yo siendo la galleta Emperador que se sumerge en ellas. Maldecir a uno es atacar a todos, lo mismo que enaltecer a uno es enaltecer a todos.
Mientras mis cercanos se ilusionan con kripke, con bataille, con kundera, con crystal, con heidegger, con bachelard, con el telenovelas, con el fútbol, yo disfruto de estar en medio, entre habladurías que algún día confirmaré o negaré, atacando a los lectores que gustan de mentir respecto a lo que entienden y a lo que piensan a partir de estas mentiras. Algún día...
Y en ese entonces, entre el ocio y el derrideo, nació un trabajo mediocre, que pueden ver en DA, o si dan click en el título de esta entrada

1 comentario:

  1. Kripke es la onda, pero hay más que me emocionan, luego compartiremos autores don manue,
    siga escribiendo, como decia derrida

    ResponderEliminar